Familia de Marina y Javi

Y al final salió el sol.

Una familia feliz, los dos hermanitos se lo pasan genial corriendo uno detrás de otro. Gracias familia por dejarme pasar esa mañana con vosotros y por dejarme ver la vida a través de los ojos de vuestros preciosos peques. Debe ser un lujo llegar a casa y encontrarse con una sonrisa transparente cada día. Gracias.