Ha pasado el tiempo. Me siento a tu lado y miro la fotografía que sostienen tus manos.

Sonríes. Sonrío. Todo es igual. Nada ha cambiado. Solo ha pasado el tiempo.